18/12/08

ANTE LA CRIMINALIDAD E IMPUNIDAD, NECESARIO GENERAR UNA CULTURA DE CONFIANZA Y RESPETO MUTUO

Toluca, México, 17 de diciembre de 2008.- “Ante la compleja coyuntura que atraviesa el país en materia de seguridad, no debemos minimizar el valor de las voces críticas y permitir que surja un miedo social que nos paralice. Nuestras instituciones son más fuertes que el crimen organizado y nuestro amor a México es superior a cualquier adversidad”, expresó el gobernador Enrique Peña Nieto, al asistir a la conmemoración del 60 Aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, efectuada en la sede de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de México. Ante José Luis Soberanes Fernández, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y el ombusman mexiquense, Jaime Almazán Delgado, el mandatario estatal pidió no resignarse a ser una sociedad de víctimas. Aseguró que el Estado tiene el deber de proteger al ciudadano, enfrentar eficazmente a los criminales y restaurar el ambiente de paz y tranquilidad que merece toda la población. En ese contexto, se pronunció a favor de promover una cultura de la confianza y el respeto mutuo, ya que dijo, son la esencia del estado de derecho. Advirtió que para ello, es necesario reflexionar sobre la eficacia y credibilidad de las instituciones, a fin de revertir la desconfianza que la ciudadanía tiene tanto en los métodos para impartir justicia, como en el trato que se le brinda cuando acude con las autoridades; de lo contrario, no sólo podría provocarse un debilitamiento del propio Estado de Derecho, sino también un alto grado de vulneración de los derechos humanos, “con el riesgo de actos de venganza, la criminilización de inocentes o el abuso del poder”. No obstante, pidió no cometer nuevos delitos en nombre de la justicia. Por ello, el titular del ejecutivo mexiquense dijo que es imprescindible evitar en los distintos ámbitos de gobierno la práctica de la tortura, detenciones arbitrarias, allanamientos, privaciones arbitrarias de la vida y, en general, violaciones a los derechos humanos fundamentales. “Así lo entendemos en el Estado de México --manifestó Peña Nieto--, nuestro objetivo es cumplir con nuestras obligaciones, con autoridad, con respeto a los derechos humanos”, al tiempo que aseguró que su gobierno ha mantenido respeto y apego irrestricto al Estado de Derecho, la preeminencia del régimen institucional y el respeto cabal de los derechos fundamentales de cada individuo. El ombusdman nacional José Luis Soberanes Fernández expresó, por su parte, su reconocimiento al gobernador Peña Nieto por el compromiso que ha asumido con los derechos humanos en los hechos, y no sólo en las palabras: “así que yo creo que el Estado de México tiene gobernador de lujo. Muchas felicidades a los mexiquenses por su gobernador”. Mencionó como ejemplo que en el caso de los hechos ocurridos en el 2006, en San Salvador Atenco, el titular del ejecutivo estatal “no sólo se inconformó cuando las autoridades federales evadían su responsabilidad, sino que también aceptó y cumplió de inmediato la recomendación que se emitió en contra de su gobierno por esos acontecimientos, por lo que los responsables por parte del Estado de México, ya están pagando por su participación en ellos”.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.