15/2/10

Inolvidable coronación de Astrid I como Reina del Carnaval de Mazatlán

Memorable noche se vivió este sábado en el estadio Teodoro Mariscal en la coronación de la bellísima soberana Astrid I, como Reina del Carnaval de Mazatlán, Con fervor patrio, el carnaval del Bicentenario.Fue la noche de Astrid I al ser coronada por el Gobernador del Estado Jesús Aguilar Padilla y por el Alcalde Jorge Abel López Sánchez, fue la noche de Rigoberto Lewis por el merecido homenaje que le rindió el pueblo carnavalero, fue la noche de esa extraordinaria cantante mexicana Yuri, que se echó el público a la bolsa desde la primera canción. Y desde luego fue la noche de la gente, que una vez más salió feliz de estadio comentando el estupendo espectáculo.El programa –a estadio lleno- dio comienzo con coloridas coreografías a cargo de los cuerpos de baile de la maestra Rebeca Llamas y Javier Arcadia, que hicieron viajar al respetable por los tiempos de las castas, de los criollos, coloridos cuadros de danzas nativas, el mestizaje.Al mismo tiempo en las pantallas se apreciaban imágenes de hombres trabajando en la zafra de la caña, los campos de México, monumentos iglesias, pirámides, ríos caudalosos, el mágico rostro de la geografía de nuestra tierra.Y enseguida los gritos de libertad, los grandes homenajes, las fiestas tradicionales de México; la música que viaja en los vientos del sur, los pasos del norte, los sonidos del campo, y desde luego los cantos de mar y arena.La voz del maestro de ceremonias anuncia entonces el momento esperado: el de la coronación de Astrid I, la soberana máxima de nuestra fiesta. Y entonces el estallido de los cohetones en el cielo nocturno sobresalta el cuerpo y hace vibrar el corazón de la gente; esferas gigantescas que se expanden perfectas y efímeras, cuerpos multicolores que parecen saludar a una soberana que plasma su nombre por méritos propios en la historia del carnaval y de la ciudad.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.