13/7/08

APAN, ATITALAQUIA Y TULA DE ALLENDE LOS PRIMEROS MUNICIPIOS DECLARADOS COMO ZONA DE EMERGENCIA

La Coordinación General de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió ayer la Declaratoria de Emergencia para los municipios de Apan, Atitalaquia y Tula de Allende del estado de Hidalgo, para brindar atención inmediata a los damnificados por las intensas lluvias que azotaron al territorio hidalguense la semana pasada.De esta manera, el Fonden resuelve de manera favorable los primeros tres casos de la solicitud del gobierno del estado de hidalgo, para que sean declarados zonas de emergencia 12 municipios.A través de un comunicado, la Segob informó que con esta declaratoria se activan los recursos de la base revolvente del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), con lo que se garantiza atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población hidalguense afectada por los fenómenos meteorológicos.Por ello, se da respuesta inmediata a la coordinación y oportuna acción que emprendió el gobernador Miguel Ángel Osorio Chong, como eje rector del Consejo Estatal de Protección Civil, quien en todo momento contó con la colaboración de los hidalguenses para enfrentar la emergencia y restablecer las condiciones básicas para la vivienda y la actividad social.En respuesta a los daños ocasionados por el desbordamiento de ríos y represas en las diferentes zonas que resultaron afectadas, los recursos del Fonden podrán cubrir los gastos para atender las necesidades prioritarias e inmediatas de la población damnificada y ante la posibilidad o inminencia de afectaciones derivadas de la ocurrencia de un fenómeno natural.En el balance preliminar, el mandatario estatal informó que se invertirán, alrededor de 150 millones de pesos para revertir los daños ocasionados a las viviendas afectadas, otorgar ayuda para la adquisición de calzado y vestido, así como para la compra de enseres domésticos, porque hubo quienes perdieron absolutamente todo.La estimación para recuperar la infraestructura pública que resultó dañada por el desbordamiento de ríos y presas en la contingencia climática que se presentó en los primeros diez días de julio, ya se ubica en más de 140 millones de pesos.El Gobierno del Estado ya trabaja en un plan rector para resolver de manera integral la rehabilitación y el desarrollo de las zonas que resultaron afectadas para evitar, en lo posible, consecuencias mayores ante la presencia de nuevos fenómenos climáticos.Entre los compromisos establecidos de Osorio Chong para resolver las condiciones de vida y seguridad de los damnificados, se encuentra la entrega de nuevas viviendas en un plazo de tres meses en los casos donde las viviendas presentaban un riesgo latente lo que las hacía inhabitables. En tanto, las casas que tuvieron daños menores quedarán reconstruidas en un mes.El jefe del Ejecutivo destacó que cada una de las viviendas afectadas contará con un expediente técnico en el cual se explicará con detalle los trabajos a realizar. Por lo anterior, solicitó a la población damnificada no habitar las viviendas hasta que se finalice la inspección que se realiza casa por casa y las condiciones de habitación queden totalmente restablecidas.El sector educativo fue uno de los rubros más afectados por la pasada contingencia climatológica, por ello Osorio Chong garantizó que el 18 de agosto, fecha en que iniciará el nuevo ciclo escolar, se entregará mobiliario y equipo de cómputo nuevo a los planteles que resultaron perjudicados en diferentes puntos del estado.También manifestó su total respaldo a los padres de familia damnificados, a quienes les dijo que deben estar tranquilos porque además de ser beneficiados con paquetes de útiles, se les entregará el mobiliario y el material que se requiera para que sus hijos puedan continuar con su educación.En el municipio de Tula, una de las zonas más afectadas por el desbordamiento del Río Tula, el gobernador anunció la entrega de nuevas viviendas y la reubicación de otras que se encuentran localizadas en un asentamiento irregular; también dará solución a obras viales que ayuden al cauce correcto del río.Ahí se comprometió a sostener reuniones con el Instituto Nacional de Antropología e Historia para conocer la situación del puente de las Tres Culturas, ubicado en la colonia La Malinche, que afecta el flujo de las aguas del Río Tula y pone en riesgo a más de 500 alumnos que asisten a la escuela Felipe Carbajal, ubicada a un lado de la rivera.El campo resultó con afectaciones en más de 3 mil hectáreas, por ello el Gobierno del Estado garantizó que en quince días los productores recibirán un cheque para reanudar su actividad, y se dijo que ya se trabaja con las aseguradoras para realizar diagnóstico de las afectaciones.En Santiago Tlautla, comunidad del municipio de Tepeji del Río, donde el desbordamiento del Río Tlautla ocasionó perjuicios a 77 automóviles de trabajadores de fábricas Kaltex, Osorio Chong manifestó que pedirá a ingenieros de la Universidad Politécnica de Pachuca, realicen una valoración de los daños para encontrar una solución conjunta con los dueños de los carros y los empresarios de la manufacturera.En suma, las acciones inmediatas que ha emprendido el Gobierno del Estado para revertir los daños ocasionados por las fuertes precipitaciones de la semana anterior ya alcanzan 50 millones de pesos en ayuda monetaria y especie. Además de 13 mil raciones alimenticias entregadas a la población afectada.Ante esto, el gobernador Miguel Osorio enfatizó que los recursos que se han otorgado para hacer frente a esta contingencia, de ninguna manera modifican otros proyectos de infraestructura que llevan a cabo diferentes dependencias, sólo se hará un reajuste en el gasto de operación para seguir generando los empleos que se requieren en la entidad. Garantizó la entrega de proyectos productivos que asciende a una inversión de 200 millones de pesos, la cual se estará otorgando en quince días.Finalmente, el Jefe del Ejecutivo aseguró la permanencia de funcionarios públicos en las zonas afectadas para seguir prestando apoyo y auxilio a los damnificados, e informó que hasta el momento, Hidalgo está fuera de la emergencia y de pie, pues los hidalguenses son más grandes que los problemas que se les presentan.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.