4/12/08

Cruz Azul dio un gran paso para la final del torneo Apertura 2008, del máximo circuito del balompié mexicano, al vencer esta noche en el estadio Azul por 3-1 al Atlante, pero faltan 90 minutos que seguramente serán igual de intensos allá en Cancún, aunque la ventaja la sacó la escuadra Celeste y ahora deberá culminar la obra en el Caribe. La Máquina salió enchufada, peleó todos los balones y tuvo acciones ofensivas que, algunas, terminaron en los postes y otras (3) si pudieron entrar para sacar un marcador que bien, no es definitivo, pero si importante en las aspiraciones del equipo cruzazulino para pasar a la siguiente ronda que decide al campeón del presente semestre. Fue una lucha intensa en el terreno de juego, Cruz Azul salió suelto y dispuesto, ante un rival que también puso las cosas difíciles al no regalar un palmo de terreno, pero vino una falta dentro del área chica en el minuto 6, al jalar un defensor atlantista a Gerardo Lugo, lo que provocó la pena máxima y posteriormente, el gol que inició el camino victorioso de la escuadra Azul. Los dirigidos por Benjamín Galindo nunca bajaron los brazos a pesar de que iban ganado, en la parte complementaria, hubo dos acciones de gol que como destino, tocaron poste, una de César Villaluz en el minuto 68 cuando llegó y remató de frente para que el balón pegara en el larguero, en el rechace, le cae de nuevo a Villaluz y con la cabeza contrarremató, pero ya un defensor azulgrana estaba atento para despejar el peligro. La otra, fue un remate de Cristian Riveros que también pegó en la base del poste para después resolver bien la zaga rival y sacar el balón de la zona de peligro. Atlante acortó distancias en el minuto 31 por obra de Luis Gabriel Rey, ahí, la situación se puso para ambos lados con un vaivén en la cancha del Azul, en partido jugado en buen ritmo y con muchas emociones que pudieron terminar con más goles en la primera mitad, ya que también, Joaquín Beltrán, llegó con todo a la meta defendida por Federico Vilar y con un gran remate, Vilar se lució al mandar el esférico a tiro de esquina. En la segunda parte, las cosas fueron más con lucha, se disputó el balón fuerte y la paciencia de Cruz Azul fue la que le abrió el camino para la tercera anotación vía Jaime Lozano que con un excelente cobro de tiro de castigo, evitó que Atlante aspirara al empate. La obra se tendrá que finiquitar en el Andrés Quintana Roo, con un Atlante que no se da por caído y con un Cuz Azul que no da nada por ganado, serán 90 minutos que se tendrán que disputar con inteligencia, coraje y determinación.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.