11/2/09

Reconoce el Presidente Calderón conducta honesta de soldados al rechazar sobornos de la delincuencia

El Presidente Felipe Calderón Hinojosa encabezó la Ceremonia del Día de la Fuerza Aérea Mexicana, donde condecoró a miembros de este instituto armado por su destacada labor en la lucha contra el narcotráfico. En la Base Aérea Militar de Santa Lucía, en el Estado de México, el Titular del Ejecutivo Federal reconoció la conducta honesta, leal y patriótica de los militares al rechazar sobornos de las organizaciones criminales a fin de que impere la ley y la soberanía en nuestro país. “Nada nos intimida ni nada nos detendrá, ese es el aliento vital que mueve a los integrantes de nuestros institutos militares. Al lado de los miembros del Ejército y la Armada, ustedes han estado en la primera línea de combate para cerrar el paso a las bandas de delincuentes que amenazan al país, para responder a quienes desafían al Estado con sus actividades delictivas y acciones violentas y garantizan, así, la seguridad interna de la Nación”, subrayó. Acompañado del Gobernador de la entidad, Enrique Peña Nieto, así como de los Secretarios de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván; de Marina, Mariano Francisco Saynez Mendoza; de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez Kuenzler, el Presidente Calderón reiteró el apoyo que ha dado el Gobierno Federal a las Fuerzas Armadas desde el inicio de su Administración. Muestra de ello, es la autorización en 2009 de cinco por ciento más en los haberes del personal militar y un aumento adicional de mil pesos, como compensación técnica en el servicio para el personal de tropa. Informó que este año la Secretaría de la Defensa Nacional ejercerá un presupuesto sin precedente de más de 43 mil 600 millones de pesos, 25 por ciento superior al de 2008. El Primer Mandatario señaló que concibe a los soldados de México tal como decía, con razón, el General Vicente Riva Palacio: que toda sociedad guarda en su seno un germen incorruptible de moralidad y un núcleo de hombres que ni la seducción ni el miedo alcanza a corromper. “La Fuerza Aérea Mexicana es orgullo de todos porque es ejemplo de nobleza y deber moral, de lealtad y compromiso social. Como Presidente de la República me siento muy honrado de comandar una institución surgida del pueblo, identificada plenamente con valores que unen a los mexicanos y consagrada a la defensa de los intereses superiores de la Nación”, enfatizó.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.