5/6/09

Túnel Emisor Oriente recuperará seguridad hidrológica en el Valle de México

Ciudad de México.- El Presidente Felipe Calderón Hinojosa supervisó las obras del Túnel Emisor Oriente, donde observó el montaje del primer equipo excavador, de un total de seis, para la concreción de la mayor obra de infraestructura hidráulica de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México y que, por su magnitud, permitirá eliminar el riesgo de una gran inundación en la metrópoli. Acompañado por los Gobernadores de Hidalgo y del Estado de México, Miguel Ángel Osorio Chong y Enrique Peña Nieto, respectivamente, así como por el Secretario de Gobierno del Distrito Federal, José Ángel Ávila Pérez, y el Director General de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo, el Titular del Ejecutivo Federal informó que la obra estará a 120 metros de profundidad y tendrá un costo de 13 mil millones de pesos. Ubicado en la Delegación Gustavo A. Madero, en los límites del DF con el Estado de México, será una obra fundamental para el bienestar de los más de 20 millones de habitantes de la Zona Metropolitana, pero también para el desarrollo sustentable del país. El Presidente Felipe Calderón afirmó que el Plan Hídrico para la Cuenca del Valle de México es un programa prioritario para el Gobierno Federal, en el cual se realizan inversiones por casi 50 mil millones de pesos. Recordó que junto a la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México hay una marca, a casi dos metros de altura, del nivel que alcanzó el agua en una de las tantas inundaciones que, a lo largo de la historia, se han registrado en la capital. “Eso puede ocurrir. Hay una probabilidad. Ojalá nunca ocurra, pero ahora sí que, por si las dudas, esta obra del Túnel Emisor Oriente va a asegurarnos que eso nunca vuelva a ocurrir”, indicó. Afirmó que “a pesar de la crisis económica, a pesar de la adversidad, estamos decididos a seguir invirtiendo en soluciones de infraestructura, que no sólo arreglan problemas de la gente para que pueda vivir mejor, sino también, como ya se señaló aquí, generan empleos, siete mil empleos directos y, probablemente, tres veces más empleos indirectos, tan necesarios en estos momentos de apremio económico”. El Titular del Ejecutivo Federal consideró que la construcción del Túnel Emisor Oriente, que permitirá desalojar las aguas negras y las precipitaciones pluviales hacia el Estado de Hidalgo, donde se construirá la planta de tratamiento de agua usada más grande de América Latina y probablemente una de las más grandes del mundo, será como construir una carretera subterránea. “En línea recta, son estos 62 kilómetros. Imagínense, hacer una carretera por abajo, lo cual implica un costo enorme. Si cuesta mucho dinero y es difícil hacerlas por arriba, más difícil hacerlas por abajo, sobre todo, no en términos económicos, sino también en términos políticos”, señaló. Lo anterior porque, dijo el Presidente Calderón, “es una carretera que nadie ve y que, estrictamente, nadie usa; y en la tradición política, entre comillas, mexicana, había, no sé si sea cierto, pero dicen que había el criterio de que sólo se hicieran las cosas que se ven”. Enseguida, explicó:
“Aquí nos hemos decidido a hacer las cosas que, aunque no se vean, son muy necesarias y que son muy caras. Este Túnel que va a costar 13 mil millones de pesos. Según el contrato, va a costar más que la carretera, por ahí se van dando, la Mazatlán-Durango, que es la obra más grande, construcción, o más costosa, por lo menos, que se está haciendo en el país”.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.