1/3/10

La sociedad civil organizada aplaude las medidas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para frenar proyectos que atentan contra el p

La Paz, Baja California Sur, febrero del 2010 - Se dio a conocer la decisión de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de desechar el trámite de Cambio de Uso de Suelo Forestal que había solicitado la empresa Minera Paredones Amarillos para construir una mina de oro a cielo abierto en la Reserva de la Biósfera Sierra la Laguna. Ciudadanos y organizaciones civiles locales y nacionales reconocieron la oportuna y acertada decisión del Gobierno Federal, que rechazó la solicitud por considerar que ésta no cumple con los requisitos que marca la ley; particularmente en lo que se refiere a la legal posesión de los terrenos nacionales donde se establecería la mina. Estas organizaciones, sin embargo, coincidieron en afirmar que, aunque la decisión de la SEMARNAT es una excelente noticia, no representa el fin de la amenaza y no bajarán la guardia, ya que la compañía minera seguramente buscará agotar las instancias legales para impugnar la decisión de la autoridad. Además de que en todo el país existen amenazas similares, de proyectos que pretenden establecerse sin contabilizar los costos ambientales que generarían para la sociedad. En los últimos meses, el posible establecimiento de esta mina de oro a cielo abierto ha generado una inmensa movilización social en Baja California Sur. Cientos de ciudadanos han enviado correos electrónicos a sus representantes en el Congreso y a los funcionarios públicos de la SEMARNAT y cerca de 10,000 han firmado las cartas de rechazo en Los Cabos, Todos Santos y La Paz. En estas tres ciudades se han formado grupos ciudadanos de rechazo a la mina y se han realizado movilizaciones sociales sin precedente, como la marcha del pasado 27 de enero en Todos Santos.

Esta presión ha encontrado oídos en diversos funcionarios públicos, que, como en el caso del Gobernador Narciso Agundez Montaño, han manifestado públicamente su oposición al proyecto. En este mismo sentido se han manifestado senadores, diputados federales, presidentes municipales, diputados locales y delegados de todo el estado.

Entre las organizaciones que han colaborado en la defensa de la Sierra la Laguna están Niparajá, El Agua Vale más que el Oro, Pronatura Noroeste, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, la Agencia Interamericana para la Defensa del Ambiente, Defensa Ambiental del Noroeste, Guardianes del Agua, Comunidad, Visión y Desarrollo, el Comité Técnico de Aguas Subterráneas de La Paz y miles de ciudadanos preocupados de los cinco municipios del estado y del resto del país.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.