26/6/09

EL NUEVO SISTEMA JUDICIAL, OPORTUNIDAD PARA COMBATIR A FONDO LA IMPUNIDAD: PEÑA NIETO

México, D. F., 25 de junio de 2009.- El gobernador Enrique Peña Nieto pidió dar un voto de confianza al nuevo sistema de justicia penal acusatorio, pero demandó que para combatir a fondo la impunidad y hacer más rápida y expedita la impartición de justicia, es necesario que los criterios para la asignación de recursos estén alejados de parámetros meramente partidarios y que realmente tengan una visión global. Al participar en el Foro Nacional Seguridad con Justicia “Lecciones y Retos de la Reforma”, que organizó México SOS, presidido por Alejandro Martí, el ejecutivo mexiquense explicó que su entidad ha reformado la legislación para dar prioridad al establecimiento gradual de los juicios orales en los 18 distritos judiciales del Estado de México, a más tardar en agosto de 2011. En un panel donde estuvieron también los gobernadores de Chihuahua, Jalisco, Morelos, Nuevo León y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Peña Nieto dijo que desde 2006 se inició el proceso de oralidad para “revolucionar el sistema judicial que ya estaba rebasado” y consideró que “la reforma establece un nuevo derrotero y una nueva oportunidad para realmente establecer un sistema de justicia más eficaz, que combata de fondo la impunidad y que acerque al ciudadano a las instituciones que dictan justicia”. Manifestó que en el caso particular de la entidad mexiquense, “estamos firmemente comprometidos a que esta reforma se instrumente en el menor tiempo posible” y pidió darle “un voto de confianza a este nuevo sistema de justicia penal acusatorio, porque acerca a la ciudadanía a las instituciones encargadas de dictar justicia y brinda un mecanismo que genera condiciones de mayor seguridad pública y de coordinación de esfuerzos institucionales”. Enrique Peña Nieto estimó que en sí mismo el sistema permitirá combatir de fondo la impunidad, habida cuenta de que “algo que alienta la inseguridad es la incapacidad que ha habido de las instituciones para castigar a quienes cometen un delito, a quienes están fuera de la ley” e insistió en que hay que darle un voto de confianza al sistema de justicia acusatorio que tiene un plazo hasta 2016 para quedar totalmente instrumentado a nivel nacional. Participante en la mesa redonda que analizó el tema de “Lecciones y Retos de la Reforma”, en el marco del Foro Nacional Seguridad con Justicia, el mandatario mexiquense fue muy claro al señalar que el sistema judicial que busca implantarse prevé que los delitos de mayor gravedad realmente sean castigados. “Creo que en esta medida logramos combatir la impunidad y es un elemento, sin duda, que tiene que ver con mejorar la seguridad pública y conlleva una coordinación de esfuerzos de orden institucional”. Al retomar el tema de los criterios de asignación de recursos para la reforma judicial, el gobernador del Estado de México recomendó tomar en cuenta en dónde se presenta el mayor índice delictivo, qué se requiere hacer y con cuántos recursos deberá contarse para que realmente las instituciones de estos gobiernos estén a la altura de brindar los servicios y tener la capacidad de actuar frente a la delincuencia y en el combate a la inseguridad. “Si logramos realmente ver que la coordinación dependerá de una adecuada asignación de recursos, creo que sin duda habrá pasos mucho más firmes y que estén dando resultados en el menor tiempo posible”, consideró. En el panel también participaron los gobernadores José Reyes Baeza Terrazas, de Chihuahua; José Natividad González Parás, de Nuevo León; Marco Adame Castillo, de Morelos; Emilio González Márquez, de Jalisco; Marcelo Ebrard, jefe de gobierno del Distrito Federal, así como Enrique Ochoa Reza, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), y el periodista Jorge Fernández Menéndez, como moderador.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.