14/6/10

LA EDUCACIÓN, BASE DEL CAMBIO Y TRANSFORMACIÓN DE MÉXICO: PEÑA NIETO

Toluca, México, 14 de junio de 2010.- Al señalar que una de las grandes metas nacionales que se debe plantear en este año del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, es pasar de una economía maquiladora a una economía basada en el conocimiento, pues esta última es más competitiva porque detona mayor productividad, el gobernador Enrique Peña Nieto afirmó que la educación debe ser la base del cambio y transformación de nuestro país. Al inaugurar los Foros de Reflexión Compromiso por México, en el Eje Educación y Cultura, el mandatario estatal dijo que la economía basada en el conocimiento cuenta con una fuerza laboral con mayor valor agregado, mejores ingresos y mayor bienestar; además, es menos desigual porque hay lugar para la movilidad social y reduce la inequidad de una generación a la siguiente. Sostuvo que para alcanzar esa meta se requiere un Estado eficaz que garantice en la práctica y no sólo en el papel, acceso universal a la educación de calidad, al fomentar la igualdad de oportunidades educativas; que garantice la libertad de investigación y creación científica; un Estado eficaz que convierta la educación, la ciencia y la tecnología en una prioridad presupuestal. En presencia de los ex mandatarios mexiquenses Alfredo Del Mazo, Emilio Chuayffet y César Camacho Quiroz, también coordinador General de los foros, así como de los representantes de los poderes Legislativo, Ernesto Némer Álvarez y del Judicial, Baruch Delgado Carbajal, indicó que la educación es la expresión más plena de una sociedad democrática, plural, igualitaria y participativa. En ella, agregó, se condensan todas nuestras libertades y aspiraciones, así como la capacidad para trascender, y añadió que “un Estado eficaz exitoso será aquel que logre articular políticas públicas de largo aliento, transexenales, que sin importar su sello político sea capaz de definir grandes metas nacionales alcanzables y medibles, construyendo acuerdos y consensos avalados por todas las fuerzas y actores políticos”. Indicó que si algo justifica la intervención del Estado en la vida social es precisamente la educación, ya que es la mejor inversión; la que mayor valor agregado genera y la que verdaderamente crea igualdad de oportunidades. Por ello, dijo, es preciso modificar la visión de nuestro entorno; concebir a la educación no sólo como una simple obligación del Estado, sino como el inicio de la solución a múltiples obstáculos que impide un desarrollo pleno, equitativo y sostenido. Resaltó que se tienen que alcanzar transformaciones de fondo y estructurales como una revisión integral de los planes y programas en los niveles básicos, induciendo al análisis, la crítica y la comprensión del entorno; destinar mayor presupuesto y mejores maestros a las zonas más marginadas para contrarrestar las desigualdades de origen; ampliar la educación en educación media superior y superior al reestructurar presupuestos de acuerdo a las exigencias de las instituciones, no bajo criterios burocráticos o políticos; revisar a fondo los criterios actuales sobre la calidad educativa y colocar a la escuela en el centro de la transformación educativa.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.