16/10/08

Secuelas psicológicas de la crisis económica mundial

México D.F. 15 de octubre de 2008.- "Una crisis económica también puede conllevar a las personas a sufrir una crisis emocional. Se ha demostrado que durante estos sucesos, los cuadros depresivos y de ansiedad se incrementan, incluso el nivel de suicidios tiende ir a la alza. Esto se presenta con mayor frecuencia en el grupo de personas que ya presentaban previamente trastornos emocionales, con lo cual, la crisis económica agudiza estos síntomas", explica la doctora Adriana González Padilla, directora de la Licenciatura en Psicología y Psicoanalista del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social. "Es claro que la crisis económica no afecta sólo a nuestro bolsillo. A las personas les provoca sensaciones de incertidumbre por la falta de información, ya que, el ciudadano común, realmente no sabe cómo y en qué les va a afectar. Sin embargo, este nivel de ansiedad puede agudizarse en personas que previamente son susceptibles a tales trastornos. El individuo reacciona igual ante la idea de que una crisis es inminente, como a la propia crisis en sí", explicó. González Padilla explicó que la idea en este contexto es determinar si las personas son capaces de sobrellevar este complicado periodo, mediante sus propios recursos emocionales, sin embargo, el problema inicia cuando el tema "crisis" se convierte en el eje principal que rige sus vidas, provocando estrés desmesurado debido al terror y el miedo inducido por la gran alarma social. No obstante, la doctora Jael Alatriste, Coordinadora de la Comisión Editorial del IIPCS y psicoterapeuta psicoanalista, precisó que en el caso de las personas que en realidad están pasando por un escenario económico complicado (por ejemplo, deudas económicas, pérdida del empleo), será necesario no fomentar trastornos como la depresión. "Una persona con baja autoestima o que está viviendo una depresión intensa, le será complicado encontrar un empleo; hay casos que sustentan esto. Un individuo sin trastornos depresivos tiene más de 40% de posibilidades de obtener un empleo que uno que los padece." Acorde a lo anterior, la doctora Alatriste comentó que si la crisis económica es intensa, se vuelve todavía más profunda si las personas sufren patologías más graves como la apatía, la ansiedad y la depresión, además en algunos casos, se intensifica esto en adicciones como ya se está presentando en Estados Unidos. Ante esta coyuntura ambas especialistas dieron a conocer una serie de medidas para sobrellevar la crisis: 1. Tener calma y no perder la esperanza. Hay que ser realistas y no adelantarse acontecimientos que nos pueden llevar a sentimientos de desesperación excesivos; nunca hay que perder el control. 2. No crear alarma. La preocupación desmedida nos lleva a la ansiedad y evita que seamos capaces de buscar soluciones acordes a la realidad. 3. Olvidarse de los gastos superfluos y administrar bien los ingresos. Todos necesitamos desarrollar actividades de ocio, con el fin de lograr nuestro bienestar. "Por ejemplo podemos salir a cenar a un sitio más barato, ir sólo una vez al cine al mes o buscar actividades de ocio gratuitas. Esto producen sensaciones de bienestar, ya que no tenemos el lastre de un alto gasto sobre nosotros", sostiene González Padilla. 4. En el caso de experimentar una depresión intensa que dura más de cuatro semanas será necesario acudir con un profesional. En este sentido, el IIPCS cuenta con una clínica para personas de todos los estratos económicos, donde se obtiene ayuda profesional.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.