30/4/08

SENSIBILIZAR A LOS MEXIQUENSES, PARA AYUDAR A QUIENES MENOS TIENEN: EPN

El gobernador encabezó la segunda etapa del programa Apadrina a un Niño Indígena Mexiquense, que beneficia a 4 mil 500 menores. En esta fase se sumaron más servidores públicos estatales, y se agregaron empresarios, organizaciones civiles, diputados locales y federales, así como presidentes municipales y artistas.

Toluca, México, 30 de abril de 2008.- Como sociedad se deben procurar mejores condiciones para la población en general, pues uno de los desafíos más importantes y de mayor prioridad que enfrenta la colectividad contemporánea es abatir la marginación, combatir de fondo la pobreza y cerrar las brechas que hay entre nuestra comunidad, dijo el gobernador Enrique Peña Nieto, quien resaltó que la mejor forma de hacerlo es a través de una mayor sensibilización y acercamiento a las condiciones en las que vive gran parte de nuestra gente.
Durante el inicio de la segunda etapa del programa Apadrina a un Niño Indígena Mexiquense, que en total beneficia a 4 mil 500 menores de 44 municipios y en el cual se han invertido 18.47 millones de pesos, y luego de felicitar a la menores en su día, el mandatario estatal expresó que no sólo se trata de canalizar apoyos monetarios para ayudar a quienes más lo necesitan, sino de sentir la experiencia de cómo viven grandes sectores de la sociedad mexiquense y de este país. Por ello, agregó, "se trata de que este programa vaya creciendo en alcance, multiplique la participación de más integrantes de la sociedad mexiquense y con ello logremos este propósito fundamental, sensibilizar a toda la población de las condiciones en las que viven quienes más rezago tienen, quienes más lo necesitan, quienes tienen un ingreso más bajo dentro de nuestra sociedad y que requieren un mínimo de ayuda".
Ante Eruviel Ávila Villegas y José Castillo Ambriz, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local y titular del Poder Judicial, respectivamente, Peña Nieto indicó que este programa encierra un propósito muy importante y tiene en alcance una meta de justicia que a todos debe involucrarnos, para devolverle a la vida lo que nos ha dado y hoy en un mínimo de correspondencia, procuremos que más mexiquense puedan recibir también una ayuda mayor. En presencia de los integrantes del gabinete legal y ampliado; empresarios, titulares de organizaciones civiles, así como del ex mandatario Ignacio Pichardo Pagaza y el alcalde de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, el mandatario mexiquense hizo un llamado a la población para que se sume, a fin de procurar mejores condiciones de vida, mayores satisfactores y todo esto le permita a la sociedad mexiquense vivir mejor. Peña Nieto resaltó que este programa, más que tratarse de un instrumento para canalizar un mínimo de ayuda monetaria en especie -300 pesos el padrino y 300 el gobierno del estado-, a quienes más lo necesitan porque viven en condiciones de marginación y de pobreza, significa la oportunidad de lograr una mayor sensibilización de la sociedad mexiquense. Al evento al que asistieron artistas, intelectuales, notarios públicos, líderes indígenas, diputados locales y federales, así como presidentes municipales, Patricia Manterola, presidenta de la Fundación Baja una Estrella, expresó que actores y artistas se han sumado a este programa, debido a que los niños indígenas son parte de uno de los grupos más desprotegidos y sus derechos al desarrollo, a la salud y a la educación se ven con mucha frecuencia comprometidos; sin embargo, son muy especiales ya que son custodios de culturas ancestrales, lenguas, dialectos y valores que conforman nuestro patrimonio nacional. A nombre de los 4 mil 500 beneficiados de 44 municipios de la entidad, Ángel Fabián Marcelino, ahijado otomí del gobernador Enrique Peña Nieto, dijo que el titular del Ejecutivo estatal le ha ayudado a ser mejor cada día, ya que ve como trabaja y se siente orgulloso de vivir en la entidad.
Al dar su testimonio, expresó que "este programa le ha ayudado para comer bien e ir a la escuela todos los días; mi mamá prepara la comida más rica y tiene mejores calificaciones"; "nunca me imaginé que yo sería ahijado del gobernador", agregó el niño. Diego Sánchez Navarro Torres, director general del Grupo Casa, afirmó que el empresariado apoyará los programas sociales que viene desarrollando el gobierno del Estado de México, es por ello que se han sumado a la iniciativa del Ejecutivo estatal para apadrinar a un pequeño indígena. Al reconocer y felicitar a la actual administración por implementar iniciativas como esta que generan un beneficio inmediato y de largo plazo para quienes más lo necesitan, dijo que México debería ser un país líder en el mundo, pero para ello se requiere educación, pues es la base y el motor para la prosperidad, ya que un pueblo educado es un pueblo que decide su propio destino. Rafael Díaz Bermúdez, vocal Ejecutivo del Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Estado de México (Cedipiem), informó que en 2007 se atendió a mil 500 niños provenientes de 164 comunidades indígenas en 22 municipios de la entidad.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.