2/4/08

PEÑA NIETO LLAMA A LA IGLESIA Y AL ESTADO A TRABAJAR UNIDOS PARA EVITAR LA DESCOMPOSICIÓN SOCIAL

Cuautitlán Izcalli, México, 2 de abril de 2008.- Al señalar que tanto la iglesia como el Estado están llamados a renovarse e interpretar puntualmente las expectativas de la población, Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, destacó la importancia de que ambas instituciones trabajen unidas para evitar que las nuevas generaciones caigan en la deshumanización o los riesgos de la descomposición social como las drogas y el crimen. Al dar un mensaje ante los más altos dignatarios de la iglesia católica en México congregados en la LXXXV Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Peña Nieto puntualizó que la preservación de los valores morales, como el cuidado de la naturaleza, los principios de tolerancia y democracia, el respeto a las normas de convivencia colectiva o el amor a la patria, son la base para elegir el camino recto. Para alcanzar lo anterior, dijo el titular del Ejecutivo estatal, la educación debe ser transmisora de valores éticos y “estoy convencido que la educación es, y lo será cada vez más, el instrumento más efectivo para alcanzar los objetivos de una sociedad más próspera, más igualitaria, más justa.” Junto con Carlos Aguiar Retes, obispo de Texcoco y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, y de los obispos auxiliar de Guadalajara, José Leopoldo González, y de San Juan de los Lagos, José María de la Torre, el gobernador mexiquense precisó que frente a la globalidad y el materialismo extremo, es necesario preservar el sentido de pertenencia, de solidaridad, de familia y el espíritu humanista, como valores necesarios para la vida en comunidad. “En este marco --agregó Peña Nieto-- las instituciones públicas como privadas tienen que sumar esfuerzos para afirmar estos valores; para abonar positivamente el clima de armonía, entendimiento y fraternidad entre los mexicanos”, y evitar así fracturas sociales. En la sede del episcopado en el Lago de Guadalupe, Estado de México, y ante el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, el mandatario mexiquense dijo que los cambios que vive el país, que han incidido también en la política, hacen inaceptable en un modelo de normalidad democrática institucional, “el retroceso a caudillismos radicales que la historia del país ya ha superado”.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.