10/4/08

“Anunciar la buena noticia no es para mí motivo de orgullo,


Con pena comunicamos que el Sr. Cardenal Ernesto Corripio Ahumada partió a la casa del Padre el día de hoy, jueves 10 de abril, a las 5:30 de la mañana, en su casa, a casusa de una trombosis. El cuerpo del Cardenal será velado en el Seminario Menor de la Arquidiócesis de México (Casa Huipulco, calle San Juan de Dios, no. 222, Villa Cárdenas, Tlalpan) a partir de hoy, y hasta el viernes a las 12 del día, hora en que será trasladado a la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe, donde permanecerá hasta el medio día del sábado, para posteriormente ser trasladado a su última morada; la Catedral de la ciudad de México.

El cardenal Corripio nació en Tampico, Tamaulipas, el 29 de junio de 1919. Recibió la ordenación sacerdotal el 25 de octubre de 1942 en Roma. En 1945 comenzó a ejercer el ministerio sacerdotal en su ciudad natal. Fue ecónomo y vicerrector, así como profesor de filosofía y teología en el Seminario y después, secretario de la curia diocesana. S.S. Pío XII lo nombró Obispo Titular de Zapara y Auxiliar de Tampico el 27 de diciembre de 1952. Recibió la ordenación episcopal el 19 de marzo de 1953. Fue nombrado Obispo Titular de Tampico el 25 de febrero de 1956. S.S. Paulo VI lo nombró Arzobispo de Oaxaca el 25 de junio de 1967 y el 11 de marzo de 1976 lo trasladó a la Sede Episcopal de Puebla de los Ángeles. El 19 de junio de 1977 fue nombrado Arzobispo para la Sede Primada de México.
Fue presidente de la CEM en tres periodos distintos; consultor de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos en la Curia Romana, Co-presidente de la III Asamblea General del Episcopado Latinoamericano, Miembro de la Congregación para el Culto Divino, Clero, Educación Católica y de la Pontificia Comisión para América Latina. Miembro de la Comisión de Derechos Humanos del CELAM, y de la Comisión Económica y Administrativa de la Santa Sede. Como Arzobispo Primado de México, recibió a S.S. Juan Pablo II en sus 2 visitas apostólicas a México en enero de 1979 y mayo de 1990. Fue creado y publicado Cardenal de la Santa Iglesia por S.S. Juan Pablo II el 30 de junio de 1979. El 29 de septiembre de 1994 S.S. Juan Pablo II aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis Primada de México.
Recordamos al Cardenal Ernesto Corripio Ahumada como un hombre con talento y sensibilidad para impulsar las relaciones con el Estado mexicano. Fue un hombre de Iglesia, trabajó por ella, y desde su encomienda pastoral buscó responder, junto con su clero, a los retos que se presentaban al proyecto Evangelizador hacia el fin del milenio. Nos unimos en oración para pedir a Dios nuestro Padre por su eterno descanso con la esperanza de que ya esté gozando de su presencia.

No hay comentarios:

Nos estamos renovando

Estamos trabajando en una nueva forma de dar las noticias que esperas.